Per il sogno della farfalla

El costo de saber

Posted on: Sábado 3 mayo 2008

“-¿Sabés cómo se llama esa constelación?
– ¿Tortícolis?”

No puedo decir que soy la persona más culta, pero el “cambio de giro” me ha servido para valorizar un poco más lo que sabía de antes, lo que voy aprendiendo, y para asombrarme cada día más con la cantidad de cosas nuevas que he logrado retener en el poco tiempo que llevo estudiando medicina.

Algunas de esas cosas por ahora son curiosidades de cultura general, algo como para contarle a mis viejos en la sobremesa aunque a mi papá le den un poco de asco. Cosas tipo, de que color son los pulmones, que son los tendones, como se llama el nervio que hace que hormiguee el codo cuando te golpeas, etc. Sin embargo, sin que te des cuenta esas mismas cosas las vas aplicando, relacionándolas de forma automática y casi inconciente con lo que te pasa y con lo que ves, con lo que te cuentan y con lo que vives.

En el caso particular en el cual no me gustó saber lo poco de medicina que sé es en el de una persona “X” que espera ansiosamente atención médica especializada para una enfermedad grave. Justo hace menos de una semana me enseñaron las razones por las cuales esa persona no obtendrá toda la ayuda que necesita. Y por razones coherentes y sensatas, que aprobé cuando me las enseñaron ahora me cuestiono del sistema de selección y trato de entenderlas desde el otro lado, cuando uno es el afectado y no quien las aplica.

Por ahora solo puedo recomendar paciencia, esperanza, las cosas llegarán, la solución vendrá, pronto todos seremos felices comiendo perdices, aunque por dentro sepa que tal vez y muy probablemente las cosas no sean así. Poner una careta para hacer sentir mejor… Es algo que me tocará hacer muy a menudo, pero a lo que es difícil acostumbrarse, sobre todo cuando conoces al afectado, sabes lo que siente la familia con la espera y te culpas de cierta forma por no poderles decir que esperan en vano.

1 Response to "El costo de saber"

Que fuerte lo que escucho – por cierto mi mente reconstruye tu voz pa imaginarme como dices lo que escribes, por eso el “escuchar” -, pero al leer de nuevo encuentro que si hay “razones coherentes y sensatas” mmf mmf hay que hacerlo, pero hay algo que no me queda claro ¿Cuál es el objetivo que se busca con esas razones “coherentes y sensatas”?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

mayo 2008
L M X J V S D
« Abr   Jul »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Cajones de Recuerdos

Páginas

A %d blogueros les gusta esto: