Per il sogno della farfalla

545 Palabras

Posted on: Lunes 17 diciembre 2007

Debería estar contenta, ansiosa, impaciente, feliz. Cuento solo lo de ansiosa, lo otro lo tenemos para cuando esperamos algo que realmente nos llena el alma, y en mi caso sólo espero para ver en que ciudad de Chile continuaré con mi vida. Duríante estos días en que espero por las 00:01 horas del viernes 21 de Diciembre he andado más melancólica que de costumbre, cuestionándome para variar el por qué dejé un proyecto para empezar otro. Veo las imágenes en algunos fotologs sobre los primeros Licenciados en Bioingeniería (a quienes felicito enormemente) y me pregunto como habra sido si hubiera seguido allí. Pero ya no fue y ya no será. Ahora me toca ser práctica y casi fríamente calculadora para decidir los pasos que seguirán, olvidándome de tubos de ensayo, placas de petri, micropipetas y los nunca bien ponderados matraces y autoclaves que me acompañaron durante varias largas jornadas en el BEMLab y en los prácticos de mis asignaturas. A cambio, ahora serán bisturí, fonendo y quizás que otras cosas más a las cuales de alguna forma deberé empezar a tomar cariño. En este aspecto, recuerdo la agradable caminata-conversa con Nicolás el lunes, comentando algo que sonará algo penoso o desdichado, pero que no puede ser más cierto. Egresaremos lo suficientemente grandes como para permitirnos elegir nuestra carrera por vocación. El mercado pedirá algo que no se puede entregar egresando cerca de los 30, por más que se quiera, por lo que los talentos deben enfocarse a cosas más necesarias, y desde ellá tratar de enfocarlas o acercarlas en algo a lo que la vocación llama. Si lo logro seré la mujer médico más feliz de este planeta… Si no, seré un médico más, pero por lo menos seré algo más consecuente y honesto con mis creencias y convicciones que lo que habría llegado a ser como bioingeniera (Fue el tiempo el que me enseñó aquello…)
Por otro lado, veo verdaderos ejemplos de estudiantes por vocación, partiendo por mi hermana. Durante esta semana, sin ir más lejos, tuvo que trabajar en su entrega final de taller 2 y estuve <literalmente>
viviendo con ella en la UBB por casi una semana, cortando palitos, cartones, haciendo árboles de alambre y montando planos, cansadísimas a más no poder, sin dormir durante casi 3 días, pero ella era feliz con eso, y se imagina sirviendo al mundo como Arquitecta. O mi Amigo – hermano – (y ahora mi queridísimo padrino de confirmación) José María, que dejando prejuicios y 2 carreras a medio haber ahora es un flamante estudiante de pedagogía en música, feliz con lo que estudia y feliz con lo que hará.
Retomando lo de la conversa con Nicolás, me comentó en en la TV había visto a un historiador que estudió primero 3 años de Derecho. Luego, a raiz de una conversación con un profesor donde este le dijo que estudiando Derecho sería sólo un abogado más pero estudiando Historia sería un gran historiador, me pregunto cuál será esa profesión donde podría llegar a ser grande, explotando mis habilidades y sirviendo agradada al mundo con ellas… Espero descubrirla pronto o seremos 2 los que ahora terminaremos yendo al club hípico cuando nos vuelva la crisis vocacional, para demostrarnos que hasta los caballos, perdiendo y todo terminan sus carreras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

diciembre 2007
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Cajones de Recuerdos

Páginas

A %d blogueros les gusta esto: