Per il sogno della farfalla

Vigili del Fuoco, o lo que sucede un día domingo visto desde la central

Posted on: Domingo 14 mayo 2006

Cada vez que camino hasta la U, y en especial hacia la biblioteca se me ocurren unas diez ideas para post de blog, por lo menos, las cuales se diluyen lentamente en la caminata y dentro del día hasta haberlas olvidado cuando de noche pongo mis dedos en el teclado, con el fín de escribir en él.
Temas como la inmortalidad del cangrejo, la caida de las hojas, alguna panorámica desaprovechada por no tener una cámara a mano o simplemente el movimiento de las masas en las horas críticas de la U, como sea siempre terminan diluyéndose, hasta que me encuentro de nuevo en esos trajines y recuerdo todas mis intenciones bloggeras otra vez.
Hoy, simplemente me dió la lesera. Observe las hojas al caer, me lamenté de no tener cámara cuando pasé por el foro, extrañé las masas humanas a eso de las 11, y caminé pensando en ciertas ideas hasta que llegue a la biblioteca central donde, como siempre, me ubiqué en un puesto al fondo de la primera sala de “castigados” a la izquierda del primer piso desde la entrada, bien cerca de la ventana para poder ver cuando dormitase los Ginkgo Biloba que tan aromáticos perfumes dan al barrio en esta época (el olor a escencia de bioquímico, como le llaman mis compañeros).
Me senté con el ánimo correspondiente a una jornada de estudio pre-test de química orgánica: El de olvidar mis maravillosas meditaciones filosóficas y concentrarme en las cinco reacciones de los compuesto aromáticos, cuando por la ventana, en el estacionamiento de la facultad de ciencias económicas veo a algunos chicos buenos en un ensayo de rutina. ¿Qué tiene esto de especial?, bueno, este grupo de bomberos tenia en su carro bomba escrito en mayúsculas, al ladito de la insignia de Renault la frase “VIGILI DEL FUOCO“. Siendo una frase en italiano, primero quedé “plop”, luego me dije “ahora veo que ni acá podré concentrarme”, para finalmente recordar que hace algún tiempo atrás, navegando por algunso fotologs penquistas encontré uno con el mísmo título, que pertenecía – aparentemente – a un voluntario de dicha compañía. En él, el voluntario mostraba las ciudades que había visitado en un viaje reciente a Italia, relacionados con su quehacer bomberil. De ahi en adelante, el voluntario empezó a escribir todo en una especie de italochilensis, motivando en cierta forma que me haya propuesto viajar en un plazo relativo. Observé como llenaban las mangueras de agua, como encendían fuego en unos tambores, consumiéndose este más rápido y con menos humo que cuando los bomberos lo hacían con agua, observé niños y abuelitos con ellos observando al bombero como una especie de Superman rescatando a Manhattan, y finalmente, cuando el vigia del fuego se retiraba del estacionamiento, las banderas tricolores que flameaba, la insignia italiana que portaba y a los cadetes, en su mayoría con sus trajes de Pompieri. Ya va un rato desde que no están, viene a mi mente “bomberos” de Sexual Democracia, y la primera de las reacciones de los compuestos aromáticos se muestra para que yo la asimile. En esas estoy ahora. Tarareando “borom bom bom… Bomberos, chicos buenos”, transcribiendo a mi libreta que la halogenación se realiza con AlCl3 o FeBr3, y tratando de recordar que estas cosas deseo subirlas al blog, al llegar a casa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

mayo 2006
L M X J V S D
« Abr   Jun »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Cajones de Recuerdos

Posts Más Vistos

Páginas

A %d blogueros les gusta esto: